¿Cuándo se inventó el refrigerador?


Uno de los electrodomésticos más usados es el refrigerador. Su uso es imprescindible si se quiere mantener los alimentos en buen estado. La creación de este aparato fue resultado de una serie de innovaciones de ingenieros, químicos e inventores en el lapso de los siglos 18 y 19. El invento del refrigerador fue desarrollado por el trabajo de tres estadounidenses: Oliver Evans, Jacob Perkins y John Gorrie en el año 1800. Cada uno de estos personajes desempeñó un papel relevante en el desarrollo tecnológico del refrigerador. A principios de 1800, el ingeniero de nacionalidad estadounidense Thomas Moore creó una versión doméstica de la casa de hielo equipada usando bloques de hielo. Moore le puse como nombre a su invento “refrigerador”. Sin embargo, a mediados de 1750, el físico William Cullen descubrió que algunas de las reacciones químicas repelen el calor de un área en particular, ya que se formaba una bolsa de frío. Pero, Cullen no continuó en su investigación debido a que, no le encontró una aplicación real a su descubrimiento. Pero al poco tiempo, gracias al descubrimiento de Cullen, se comenzó a desarrollar la refrigeración moderna. Casi al mismo tiempo, Oliver Evans diseñó pero no construyó, una máquina para refrigerar basada en los procesos químicos de Cullen. En 1834, Jacob Perkins construyó y patentó el primer refrigerador, por lo que actualmente se le llama “el padre de la refrigeración”. Diez años después, el médico estadounidense John Gorrie buscaba una fuente de hielo constante para bajar la temperatura del cuerpo de pacientes que sufrían de fiebre amarilla. Ante esta necesidad, Gorrie utiliza el método primitivo de Oliver Evans y construyó un refrigerador más práctica y eficiente que la creada por Perkins. Como resultado, Evans, Perkins y Gorrie comparten el crédito sobre la creación de este electrodoméstico tan esencial en la actualidad. 

El refrigerador además de ser un electrodoméstico que se usa para conservar alimentos, es vital para conservar material orgánico y productos como vacunas o ciertos medicamentos que necesitan de una temperatura constante adecuada. El uso de este artefacto ha ido incrementando a medida que las personas iban teniendo energía eléctrica. En la actualidad, los refrigeradores utilizan de menor cantidad de químicos y por ende, son más seguros para las personas y menos dañinas para el medio ambiente. Algunos tienen una tecnología más simple que otros, ya que cuentan con componentes digitales más modernos. El refrigerador ha mejorado la calidad de vida de las personas es por eso que, se considera un aparato irremplazable en los hogares y demás lugares donde su uso es necesario. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *